Mariposa Monarca en Peligro de Extinción

Desde la década de los 90’s se empezaba a popularizar el tema del ambientalismo y el cambio climático pero poco caso se hizo al respecto y hoy vivimos con las consecuencias de nuestro estilo de vida tan consumista y acelerado, despertando con una terrible noticia: la mariposa monarca migratoria (Danaus plexippus plexippus) se encuentra en peligro de extinción.

Se dio a conocer la noticia el día de ayer 21 de julio de 2022 mediante un anuncio por parte de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés).

Este lepidóptero es uno de los más conocidos mundialmente por su migración masiva, siendo la única mariposa que recorre una distancia de hasta 5,000 kilómetros del Norte de Estados Unidos y Canadá, lugar de reproducción, a California y México, donde nacen las nuevas generaciones de mariposas que cumplirán con un nuevo ciclo al volver a los primeros sitios.

La mariposa monarca es nativa de América del Norte y del Sur, pero se ha extendido a lugares donde crece el algodoncillo, el único alimento de las orugas de este insecto. Se divide en 2 grupos principales: las monarcas occidentales, que hibernan en el sur de California; y las monarcas orientales, que realizan este proceso en el centro de México, siendo estos dos puntos el lugar de mayor concentración de individuos, pero también se puede encontrar poblaciones en otros países.

Estos impresionantes animales son considerados bioindicadores y, de acuerdo con los datos proporcionados por IUCN, su población total se ha degradado de manera drástica y devastadora. Según las estimaciones oficiales, la población occidental disminuyó desde la época de los 80’s hasta ahora en un 99%, pasando de 10 millones a un poco menos de 2000 mariposas.

Por su parte, la población oriental, que era la más grande, tuvo un descenso de un 84% desde 1996 al 2014. Ahora, las organizaciones encargadas de la conservación se están cuestionando si quedan suficientes ejemplares para evitar la extinción.

Esto nos habla de un ecosistema totalmente perturbado y la pregunta que todos nos podemos hacer es: ¿Qué factores han provocado esta lamentable disminución? Te describimos los principales a continuación:

  • Deforestación: Durante su migración, las mariposas monarcas llegan a los bosques de Oyamel del centro de México. A pesar de que estos son hogar de un sinfín de organismos, son utilizados por el hombre como recursos maderables, lo que ha llevado a una tala masiva, tanto legal como ilegal.
  • Cambio de uso de suelo: Con la finalidad de dar paso a la agricultura, se ha hecho uso de la deforestación masiva, lo que ha propiciado la destrucción de los refugios invernales de las mariposas, tanto en California como en México. En este último, haciendo énfasis en el cultivo de aguacate, llamado el “oro verde”.
  • Uso de pesticidas y herbicidas: Las hembras de mariposa monarca depositan sus huevos en las hojas de algodoncillo y el uso de pesticidas no solo acaban con plagas que afectan dichos cultivos, también lo hacen con los huevos de las mariposas. Por su parte, los herbicidas limitan el crecimiento del algodoncillo y, por tanto, los sitios y fuente de alimentación de las orugas.
  • Cambio climático: El alza de las temperaturas y la sequía en sitios como California están provocando incendios, haciendo que haya reducción o pérdida total de su hábitat.
  • Migraciones tempranas: Las temperaturas extremas obligan a las mariposas a migrar de manera prematura de los sitios de reproducción, antes de que el algodoncillo esté disponible para que las hembras depositen en dichas plantas los huevos en los lugares de hibernación. Esto restringe de manera importante los espacios en donde se llevaría a cabo el proceso de eclosión y metamorfosis de las nuevas mariposas.

Esto es realmente una noticia lamentable, aunque ya se reconocía la potencial amenaza sobre las poblaciones de mariposa monarca, hoy esto es un hecho, el número de ejemplares ha disminuido a tal grado que son consideradas una especie en peligro de extinción.

Pese al trabajo de organizaciones y ambientalistas que nos han alarmado de esta situación, e incluso han puesto su vida en juego al defender los hábitats de esta especie, hoy ya es demasiado tarde… una vez más.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.