Y a todo esto ¿Qué es la inflación y por qué debería importarme?

Muchas veces en las noticias escuchamos el término “inflación” es así que para muchas personas que no están familiarizadas con la jerga económica puede resultar un término un tanto confuso, en este artículo veremos que si bien entenderlo resulta bastante sencillo es de gran importancia no solo para los grandes empresarios y los gobiernos sino para nuestra vida diaria.

La inflación se define como: “un aumento generalizado y sostenido de los precios en un periodo de tiempo determinado” Pero dijimos que lo haríamos sencillo ¿no es así?, así que llevemos esto a términos de charla de café, y aprovechando este café hipotético, imaginemos que visitamos frecuentemente una cafetería modesta pero cómoda en el centro de nuestra ciudad y cada que llegamos al mostrador pedimos una taza de café que sabemos que tiene un precio de $20, una rebanada de pastel por $10 y el periódico de hoy por otros $15 con lo que habremos gastado un total de $45, al cabo de un año nos encontramos con que el café ahora vale $22, la rebanada de pastel $11.5 y el periódico $16.5 ¡Todos los precios han subido! ahora necesitamos $50 para consumir lo mismo que hace un año con $45, en otras palabras nuestro dinero vale menos, es decir, tuvimos una tasa de inflación de 11%, esta sería una inflación alta ya que tiene más de dos dígitos, una moderada si solo tiene un dígito pero si tuviera tres o más estaríamos hablando de una inflación galopante o hiperinflación, como seguramente hemos escuchado el caso de Venezuela.

(Hiperinflación en Venezuela)

Ahora ya sabemos qué es la inflación pero ¿es mala?, la respuesta es ni si ni no, sino todo lo contrario, depende… la inflación puede tener distintas causas y dependiendo de ellas será vista como algo bueno o malo, aunque cuando hablamos de tasas de inflación alta o hiperinflación es generalmente malo.

Para averiguar esto regresemos al ejemplo de la cafetería ¿qué pudo llevar al empresario a subir los precios de sus productos? ¿simple avaricia? puede ser, sin embargo, recordemos que el empresario sea pequeño o grande siempre intentará obtener la máxima ganancia mientras que el consumidor intentará conseguir lo que para él tiene más valor al menor precio posible, así si el empresario sube el precio sin razón existe una ENORME probabilidad de que sus clientes se cambien con la competencia pero ¿y si la competencia también subió el precio? si tanto nuestro pequeño empresario como la competencia ha logrado subir el precio manteniendo su nivel de ventas significa que el consumidor ahora esta dispuesto a pagar más por estos productos derivado principalmente de que ahora los consumidores en general tienen más dinero para gastar, esto significa que hubo un crecimiento en la economía que llevo a un incremento de precios y si los consumidores tienen más ingresos ahora también lo tendrán los empresarios derivado del incremento de precios que ahora sus consumidores están dispuestos a pagar, en este caso la inflación como reflejo del crecimiento económico (medido a través del Producto Interno Bruto – PIB) será un indicador de que las cosas van bien, por el contrario la economía podría estar estancada (cuando el PIB no crece) forzando a algunos micro y grandes empresarios a sostener sus precios o incluso disminuirlos, por ende, una baja inflación será un mal indicador.

Otra causa puede ser nuevas regulaciones del mercado tales como las laborales, es decir, si el salario mínimo incremento tanto que el dueño de la cafetería se ve obligado a subir el precio de sus productos para seguir siendo rentable, en cuyo caso la inflación será mala, pues el incremento de los salarios solo habrá puesto un número más grande en la cuenta de los empleados pero ahora podrán comprar menos cosas de las que antes compraban con menos dinero o peor puede causar desempleo sino descuenta cuando menos su contribución al rendimiento marginal (el valor que aporta al negocio), ademas de causar inestabilidad en la economía al no existir condiciones de certeza sobre las cuales planificar las inversiones.

Pero dentro de las causas con efectos negativos de la inflación la que gana por goleada es la emisión excesiva de dinero por los bancos centrales, por cuestiones de simplicidad imaginemos que los ingresos promedios de un individuo son de $10,000 mensuales, supongamos que el banco central pretende acabar con la pobreza poniendo a trabajar la máquina de billetes de tal forma que ahora el ingreso promedio mensual sea de $100,000, el efecto inmediato será una hiperinflación pues ahora todos tendrán más dinero para gastar incrementando todos los precios a un ritmo acelerado y no equivalente con la tasa de inflación sino siempre mayor para descontar el riesgo de un nuevo incremento que lleva a un nuevo nivel de inflación convirtiéndose en un ciclo vicioso del cual es muy difícil salir, por otro lado, ahora los ahorros perderán su valor pues si antes el promedio era $10,000, si destinábamos el 20% al ahorro serían 2,000 al cabo de 12 meses habremos ahorrado $24,000 pero ahora podrán comprar muchísimo menos.

Lo anterior hace necesario que todos nos protejamos de la inflación independientemente de su causa para no perder el valor de nuestro dinero, actualmente existen muchos instrumentos en los que podemos invertir para conservar el valor de nuestro dinero y obtener un poco más, como los bonos de gobierno (CETES para México), UDIs, instrumentos de renta fija privada que es la deuda que emiten las entidades privadas, etc.

Ahora que sabes qué es la inflación y por qué es importante, dinos ¿qué opinas? ¿Cómo crees que podemos protegernos de la inflación?

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.