El misterio resuelto de la primer ”Fuente de las Tarascas”

Salir a recorrer las calles de Morelia ha sido sin duda uno de los mejores pasatiempos porque al caminar por sus históricas calles me encontré con grandes monumentos que están llenos de historia, no dejo de fascinarme por su enorme belleza y la calidez de su gente, su ambiente me hace sentir muy afortunada de vivir en tan bonita ciudad.

Las tarascas de Morelia tienen una gran ubicación ya que se encuentra en la avenida principal ”Avenida Madero” y a un costado se encuentra uno de los monumentos mas importantes que es el ”Acueducto de Morelia” y a unos metros se encuentra la ”Calzada de San Diego” y si caminas unos pasos mas te podrás encontrar con el ”Callejón del Romance” que es un callejón muy pintoresco que encierra mucho romanticismo.

Pero ahora te contare sobre la emblemática fuente de las tarascas, ya que a principios del siglo XX en donde ahora pozan las tarascas antes se encontraba un reloj (que después fue colocado al final del Acueducto). En 1931 el entonces presidente de Morelia ”Rafael Miguel Pedrajo” mando a construir con el artista plástico Antonio Silva Díaz y el escultor Benigno Lara la primer fuente de las tarascas. Esta escultura era de cemento, varillas de fierro y era adornada con una diversidad de colores, que se encontraba arriba de una fuente decorada con caracoles los cuales representaban al hombre  (en jeroglíficos nativos).

Cuando la fuente fue colocada no tenia un nombre por lo que la gente no tardo en nombrarla como ”la fuente de las indias” que mas tarde retomo el nombre de ”la fuente de las tarascas”.

A principios del año 1967 este monumento fue retirado, se dice que se retiraron por el comentario de mal gusto de la esposa del ex-presidente Adolfo López Mateos, Eva Sámano, que lo definió como antiestètico, luego de una visita a la ciudad.

Al retirar esta fuente colocaron un monumento que fue llamada ”el huarache” recibió este nombre ya que esta fuente carecía de forma y ornamentación.

Como el retiro de esta fuente fue de forma muy rápida la gente no tardo en murmurar que la fuente había sido robada y trasladada a España, pero la realidad es que fueron trasladas a  Obras Públicas del Estado.

El encargado de desmontar la fuente fue el ingeniero Manuel Rodríguez Morales, que también sería el encargado de trasladarla, al año siguiente, al entonces Recinto Ferial de la ciudad, ubicado en la salida a Salamanca.

Me alegra que hayas aprendido algo mas sobre la bonita ciudad de Morelia, ya que esta tiene muchas cosas por descubrir que nos daremos a la tarea de transmitir a ti lector la belleza del bonito estado michoacano.

Recibe un fuerte abrazo del equipo de Michoacan Y Su Gente.

Te escribe, tu amiga Paulina.

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.