Iglesia sepultada por la furia del Volcan de Paricutìn

 

En 1943 ocurre la inesperada erupción del volcán de Paricutìn en Michoacán, mismo que se llevo por su paso a dos poblados quedando visible solo la iglesia de Parangaricutiro que esta fue capaz de resistir la furia del volcán quedando enterrada bajo la lava. Las ruinas se han convertido en un atractivo turístico por la cercanía del volcán mas joven del mundo.

El volcán emergió del suelo sin previo aviso el 20 de febrero de 1943, cuya actividad del volcán Paricutìn duro 9 años, 11 días y 10 horas.  Siendo a si este un hecho que transformo por completo la vida de los pobladores de esta localidad.

Dionisio Pulido, vecino del pueblo sepultado Paricutìn fue el primero en dar alarma; su pronta reacción logro la evacuación inmediata de los pobladores por lo que no hubo victimas letales tras la erupción del volcán, como lo hace constar  el Acta Oficial de Nacimiento del Volcán de Paricutìn, consignada por las autoridades del lugar.

Los restos de los pequeño pueblos de Paricutìn y San Parangaricutiro al día de hoy se encuentran sepultados bajo una capa de lava petrificada, en donde sobresalen las ruinas de la iglesia de San Juan Parangaricutiro, la torre izquierda, sus muros posteriores y el altar fueron los que sobrevivieron de la histeria de este volcán.

 

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.