Conoce la Leyenda de “La Madre que no fue Madre” de Tarímbaro, Michoacán

Cuenta la leyenda que en el antiguo municipio de Tarimbaro, Michoacán existió una humilde familia integrada por un matrimonio y tres pequeñas niñas, el papá tenía que ir hasta Morelia a trabajar, como no tenía horario de trabajo en ocasiones iba a su casa  en la noche o a plena luz del día. Las que conocieron a la señora de esa familia comentan que no era cuidadosa con sus deberes ya que tenía a las niñas descuidadas y la casa desordenada, solo esperaba al esposo para ver que les traía de comer. A la muerte de la esposa, el señor tenía que hacer las veces de padre y madre a la vez haciéndose cargo de todo, nunca les dijo a sus hijas que su mamá había muerto. Un día que llego del trabajo encontró a la niñas muy distintas ya que estaban bañadas, y arregladas y la casa estaba barrida y ordenada, él les preguntó sorprendido que ¿Quién hizo esto?, ellas le contestaron que su mamá había venido a arreglarlas y a limpiar la casa, pero que se tuvo que ir cuando tú llegaras del trabajo, el señor quedó atónico con lo que le dijeron las niñas ya que era imposible todo esto. En los días siguientes volvió a ocurrir lo mismo, por lo que pidió a las niñas que le dijeran a su mamá que dejara una señal de que había estado ahí; días después las niñas le comentaron a su papá lo que su mamá había dicho, que se había ido a un lugar muy hermoso donde un señor ya mayor que resplandecía luz, le indicó que volviera para que cumpliera con sus obligaciones de madre que solo así podía descansar, a demás tenía que tener el perdón de quien en vida fuera su esposo, de modo que este debía mandar oficiar una misa en su honor al tiempo de que la perdonaba con el corazón, cuentan quienes conocieron a la familia que la mujer pudo descansar una vez que su esposo cumplió con todo lo que le mando decir y así fue como descanso en paz.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.