UN LAGO QUE NACIÓ DE LAS LÁGRIMAS DE UNA DONCELLA

Muy cerca de Zamora se encuentra el grandioso Lago de Camécuaro en Tangancícuaro, Michoacán. Este lago se conforma por aguas manantiales de los ojos de agua de Cupátziro y Junguarán. Su extensión es de 10 hectáreas y es área natural protegida, fue declarado Parque Nacional en 1941.

Es un lugar maravilloso, descansa y fortalece tu espíritu

Los purépechas consideraban que este lago nació de las lágrimas de una doncella que perdió al amor de su vida, un valiente guerrero.

Ven a visitar este hermoso lugar de tu Estado Michoacán, aquí también hay áreas  para campar, nadar y botes para remar dentro del lago.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.